Welcome! - Bem-vindo! - Benvenuti! -

Palabras inefables:

Solo Tu, MelquisedecLisbet – Poema por JeremíasGisela

Poema por JeremíasGisela de Argentina:

Caerán mil y diez mil a mi diestra

Más a mí no llegará ningún mal.

Tu amor ha llenado mi vida de fragancias y aromas que nunca en mi propia vida he sentido y vivido.

A Lisbet has enviado para habitar en mi casa

Y reinar como un dios que soy

Y no la carne que nunca fui

Soy tu heredera fiel y digna de tal riqueza que es tu amor.

Nada se compara a tu amor

Eres la Luz que ilumina y me guía en cada rincón de mi vida.

Eres el eterno Ser que infinidades de cosas creó,

No el Dios que el mundo cree que eres.

Por ti nada es imposible

Por ti todo es real, divino, eterno, verdadero, bello.

Ni toda la anchura del mar que ven mis ojos,

Ni la altura del cielo que las aves recorren,

Pueden compararse con tu gran amor que es eterno MelquisedecLisbet

Si tuviera que volver a nacer o existir

Elegiría volver a ser y a vivir todo lo me has permitido vivir

Porque sólo Tú conoces mi corazón y sólo Tú me has acompañado

En cada victoria ganada.

Nada se compara a Ti mi Rey y Señor MelquisedecLisbet. Tú has forjado el cielo y la tierra, la luz y las tinieblas.

Me gozo en ti mi Dios porque todo Tú lo has creado.

Sólo Tú mi Dios, mi eterno Amor.

El amor verdadero que todo lo puede y nada lo detiene.

Podrán intentar alcanzarme las tinieblas, pero a mí no llegarán

porque tu Luz es más fuerte y más brillante que el mismo sol.

A Lisbet, tu Amada Lisbet enviaste para velar por tus hijos, sus hijos.

Y ahora sí que Mamá está en casa, nada podrá dañar a las ovejas del Rey… a las ovejas de Papá.

¡Amén! ¡Aleluya!