Welcome! - Bem-vindo! - Benvenuti! -

Videos Destacados:

Cristo y los impuestos

Este es el día que Dios todopoderoso MelquisedecLisbet ha preparado para limpiar a su pueblo con jabón de lavadores, por medio de Su única mensajera, Cristo Lisbet.

En Malaquías, capítulo 3, versículo 2 dice: “¿Quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿o quién podrá estar en pie cuando él (el mensajero de parte del Padre, quien es Cristo Lisbet hoy) se manifieste? Porque él ( Cristo Lisbet) es como fuego purificador, y como jabón de lavadores.

El Gran Rey Melquisedec se sentó en su Trono, la mente pura de Cristo Lisbet para poner en orden todas las cosas y mostrar quienes son el verdadero pueblo enseñado por Dios sobre la faz de la tierra (Isaías 54:13). Su principio siempre ha sido de darle a Dios lo que le pertenece en cuanto a diezmos y ofrenda y a los gobiernos terrenales lo que le pertenece pagando los impuestos. Dios MelquisedecLisbet son El mismo hoy por los siglos, Ellos no cambian, por eso dice, en Malaquías 3:8 “¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas.” 10 Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice MelquisedecLisbet de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

Es en el principio de dar a César lo que es de César y a Dios lo que es de Dios que todos los religiosos han fallado, esta es una de las razones por la cual no solo no se les manifiesta sobreabundancia de bendiciones, sino que son expuestos en que no son mensajeros establecidos por Dios, ni mucho menos designados por Ellos, pues no han sido enseñados por MelquisedecLisbet, son obreros fraudulentos que sirven a sus propios vientres y no a Dios. Sólo hoy, se le puede entregar diezmos y ofrendas al único soberano Dios eterno que está presente, MelquisedecLisbet, cómo lo hizo Abraham (Hebreos 7:2).

Hebreos 7:13 – 14 

Porque cuando Dios hizo la promesa a Abraham, no pudiendo jurar por otro mayor, juró por sí mismo, diciendo: De cierto te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente.

Entonces si Abraham por su obediencia a este principio recibió la promesa de parte de MelquisedecLisbet, hoy nosotros como pueblo obediente enseñado por Dios mismo, heredamos todas sus promesas porque honramos este mismo principio establecido por MelquisedecLisbet. Hoy se cumple en este pueblo lo establecido en Malaquías 3:10 y los Reyes de paz y de justicia, MelquisedecLisbet quieren lo mismo para todos los que son amadores de la verdad y que quieren agradarles con un corazón puro.

Por eso, a todo creyente, llamado pastor y gobernante de la tierra le llamamos a considerar la siguiente reflexión: Si Dios MelquisedecLisbet estableció el diezmo como medida justa para recibir de parte de su pueblo y el pago de impuestos a su nación, ¿por qué todos los llamados representantes de Dios en todas las iglesias y religiones del mundo no pagan sus impuestos a sus gobiernos? ¿por qué están constituidos como organizaciones sin fines de lucro? y peor aún ¿quién les enseñó a que evadieran impuestos? No fue Cristo, pues Ella hace dos mil años y hoy, estando presente como Cristo Lisbet nunca ha enseñado eso. Más bien:

Y les dijo: Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios. – Mateo 22:21

Es por eso que hoy, Cristo Lisbet como el Sumo Sacerdote levantada según el Orden de Melquisedec quien nos presenta como ofrenda perfecta, limpia y emblanquecida, agradable ante el Padre Melquisedec, no sólo está presente enseñando este principio de pagar impuestos, sino que también lo cumple pagando Ella misma los impuestos al gobierno de la nación donde está establecida, para que por medio de este orden sobreabunde bendición en cada uno de sus hijos y así sean testigos fieles de que el Gran Dios Todopoderoso MelquisedecLisbet permanece con ellos y que son su verdaderos mensajeros.

Y a los que no andan conforme a este principio, no son servidores de Dios pues no fueron puestos por Dios,  porque ningún hombre puede tomar un título como siervo de Cristo, sin haberlo merecido o recibido de parte de Cristo misma. Por lo tanto, los tales sirven a sus propios vientres y son obreros fraudulentos.

Es hoy, cuando está establecido el Orden de Melquisedec sobre la tierra, ya que el Sumo Sacerdote Cristo Lisbet está presente, como Dios, de manera tangible y visible que Ellos toman de su pueblo los diezmos y las ofrendas, porque sólo MelquisedecLisbet, pueden recibirlos de parte de sus hijos hoy, así como lo hicieron de Abraham (Hebreos 7:1-3), consideren pues cuán grandes son MelquisedecLisbet a quienes Abraham dio diezmos de todo, pues su nombre significa: Reyes de Justicia, Reyes de Salem, esto es Reyes de Paz.