Welcome! - Bem-vindo! - Benvenuti! -

Videos Destacados:

La Importancia del vientre espiritual de Cristo Lisbet

 

La Importancia del vientre espiritual de Cristo Lisbet

Con mucho gozo y temor reverente queremos saludarles amados Padres MelquisedecLisbet, el único Dios Vivo que hace morada en las mentes de los hombres. A mis hermanos, estrellas de Su vientre JimmyDevinn y a todos los que en santidad están creciendo espiritualmente y han vencido para poder vivir en el paraíso espiritual de Dios MelquisedecLisbet.
Gracias Padres por educarnos y nutrirnos con cada palabra de vida que sale de Su boca que forma a esa nueva creación en nosotros la cual es creada a la imagen de Ustedes Dios MelquisedecLisbet. Padres, meditando en Su ley del espíritu y en la importancia de ser como niños para poder entrar en el Reino de los Cielos sentí mucho gozo de que la paz se ha cumplido en nuestras mentes porque Usted, Madre Cristo Lisbet, La Palabra Purificadora nos ha enseñado a cómo hacer las paces con nuestro enemigo y ahora caminamos juntos en justicia y equidad como un dios.
Amados Padres, con mucho temor reverente quería compartir con Ustedes este escrito sobre la importancia del Vientre Espiritual de nuestra Madre Cristo Lisbet. Pido a mi Padre Melquisedec en el nombre de nuestra Madre Lisbet que sea de Su agrado, Padres.

La importancia del Vientre Espiritual de nuestra Madre Cristo Lisbet
Si aún no hemos reconciliado a nuestro hermano mayor no podemos ver a Dios cara a cara, vagamos dormidos en el mundo y se reina en muerte. El hermano mayor mantiene su reinado y va manifestando una serie de sufrimientos en tu vida y cada día dando un paso más hacia la muerte.
El hermano mayor es muy astuto para disfrazarse y manifestar una serie de espejismos y pensamientos mientras que te hace creer que estás haciendo todo bien y que vas por buen camino. Es tan astuto que enferma tu cuerpo, llena la mente desordenada y vacía con dioses ajenos tales como el miedo, el enojo, la culpabilidad, diferentes temores y hace que en tu cuerpo se desarrollen enfermedades, lleva a la pobreza, sabotea y destruye toda felicidad añorada. No tiene paz, no tiene conocimiento para hacer el bien, camina en muerte y es muy peligroso. Es un cuerpo que es llevado por su padre el diablo, el cual ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira (Juan 8:44).
Por eso es tan importante la manifestación del Vientre Espiritual de Dios Madre Cristo Lisbet. Como el Cristo, vino a salvar vidas, a ofrecer vida eterna, a vestirnos de un nuevo cuerpo que tiene todo el poder para quitarle el reino de muerte al padre de las tinieblas. Sin nuestro Dios Padre Melquisedec y sin la manifestación del Vientre Espiritual de Dios Madre Cristo Lisbet no pudiéramos ser engendrados y paridos. No sabríamos cómo vencer, fuéramos parte de una generación mala y perversa. Camináramos hacia la muerte cada día y sufriríamos, añorando hacer el bien.
Cuando nuestra Madre Cristo Lisbet presentó el Maná Fresco “Un niño nos es nacido”, nos explicó cómo a través de sus enseñanzas es que Dios MelquisedecLisbet hace morada en nosotros. Aprendemos de Dios mismo a caminar en pureza, en santidad, en toda verdad, en amor y así es como el hermano menor va creciendo. Así como nuestra Madre nos lo explicó durante el Maná; “Y cuando ese libro menciona un hijo nos es nacido, no está hablando acerca de un niño de corta edad sino de una persona que en su estado espiritual aceptó el borrón y cuenta nueva y está recién nacido en la inocencia, la humildad y la pureza de haber sido engendrado por Dios mismo” (Un Niño nos es nacido pg. 1 2:09-2:30mins); “Yo fui la primera engendrada por Melquisedec”.
El hermano menor nace a través del espíritu de vida dado por Dios MelquisedecLisbet. De allí viene la importancia de escuchar todos los días las instrucciones de nuestros Padres dadas a través del Pan de Vida, nuestra Madre Cristo Lisbet. De allí es la importancia de meditar en su ley de día y de noche y de llevar ofrenda en amor agradable a nuestros Padres porque si no será rechazada.
¿Por qué nuestros Padres nos exigen una ofrenda agradable y perfecta delante de ellos? Porque nuestros Padres, Jehová MelquisedecLisbet, el Gran Yo Soy nos están dando todo el conocimiento y la sabiduría que proviene de ellos. Mientras que vamos escuchando y recibiendo las enseñanzas de Cristo Lisbet, Dios va formando su espíritu en nosotros; “Espiritualmente fui engendrada por Melquisedec y ese mismo espíritu que Él puso en mí, es el que Yo estoy formando en ustedes que han nacido del Vientre Espiritual y no se han apartado de la Vid Verdadera”; “A través de mis enseñanzas es que Dios hace morada en ti”.
En ellos no hay impurezas ni se halla mentira. Dios Madre lo ha dicho, “Yo no hablo mentira, somos un Dios justo, rectos, bondadosos, misericordiosos”. Para ser como Dios hay que caminar en santidad, cuidar muy atentamente el crecimiento de nuestro hermano menor y reconciliar al hermano mayor para que camine en vida eterna y no en muerte. Padres amados, qué regalo más hermoso nos han dado; Tener su espíritu de Vida. “La paz se ha cumplido en tu mente, porque Cristo te ha enseñado a cómo hacer las paces con tu enemigo y ahora caminan juntos en justicia y equidad como un Dios”.
Nos han dado todo el conocimiento para ser iguales a Ustedes; sí, porque para estar pegados a la Vid Verdadera que es nuestra Madre Cristo Lisbet tenemos que vivir en el espíritu de Vida que proviene de Jehová MelquisedecLisbet, porque no hay nada injusto que esté delante de la presencia de Dios (Salmos 101:3). “Si escuchas bien los detalles de cómo debes proceder para andar siempre limpio y purificado serás como un niño que acaba de empezar de nuevo y ahora su vida es diferente y camina en santidad y así Dios siempre estará contigo porque le agradas”.
Nuestro Dios son justos, misericordiosos, bondadosos para ser pacientes mientras que el hermano menor está creciendo. Pero también, Dios MelquisedecLisbet son rectos y celosos de la morada donde habitan. Ellos no habitan en las tinieblas porque son Luz. Todas nuestras obras son hechas manifiestas delante de Ellos. Tenemos que mantenernos limpios y puros, pues, ¿qué negocio tiene la luz con las tinieblas o lo puro con lo impuro? (2 Corintios 6:14) “Cuando Dios se refiere a ser igual a un niño, no se está refiriendo a un niño pequeño e inmaduro sino nuevo y puro, limpio y emblanquecido, sanado de todo tipo de enfermedad que es el resultado de vivir en la esclavitud de la mente carnal”.
Por esto nuestra Madre dice que Dios MelquisedecLisbet aborrecen la lengua mentirosa, el falso testigo que esparce mentiras y el que siembra discordia entre hermanos (Proverbios 6:16-19). Con mucho detalle cuida de su cuerpo para que no vea corrupción porque ya nos lo ha dicho; “Hay caminos que parecen derecho al hombre, pero su fin es camino de muerte” (Proverbios 16:25).
Nuestra Madre Cristo Lisbet, es ese niño que venía a salvar al mundo de las tinieblas, Ella fue engendrada por Melquisedec y nacido en el régimen nuevo del espíritu, Ella fue traída para salvar por gracia al mundo, nuestra Madre Cristo Lisbet es Príncipe de Paz. “Ese niño nacido cuyo nombre es Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz es Cristo Lisbet, si me han visto a mí, han visto al Padre, Yo y el Padre Uno somos”. Juan 14:9.
Nosotros somos más que vencedores en Cristo Lisbet y somos ese pueblo fuerte que sí ha heredado las promesas. “Solo Cristo te puede lavar tus pies y limpiarte para que puedas agradar a Dios, y ustedes que han sido lavados por mi puedan hacer lo mismo con el mundo. Cuando estés alrededor de personas que no han sido alumbradas por mi demuestra la limpieza de tus pies y cuando te pregunten darás testimonio de quien te los limpió, eso significa que con tus buenas obras y no participando del desorden con los del mundo demuestras que tus pies han sido limpiados y nos agradas por tu buen proceder”.
Todo aquel que no naciere de nuevo, o no ha nacido del espíritu, no puede ver el Reino de Dios. “Puestos los ojos en mí porque mis palabras son tu garantía a la eternidad. Yo soy el Gran Yo soy, tu Salvadora y Redentora”.
Gracias Padres, me despido de Ustedes con mucho gozo.
Su hija, estrella de Su vientre, JohnGreilys cuerpo, aguardando en la paciencia de los Santos mi petición de que mi amado sea nacido del vientre espiritual de Dios Madre Cristo Lisbet en el régimen nuevo del espíritu para que pueda ver el Reino del Dios Vivo MelquisedecLisbet.
¡Amén! ¡Aleluya!