Welcome! - Bem-vindo! - Benvenuti! -

Videos Destacados:

Machismo y misoginia, dos grandes enemigos de la mujer – primera parte

Conozcamos inicialmente el significado de estas dos palabras.

MACHISMO: Actitud o manera de pensar de quien sostiene que el hombre es por naturaleza superior a la mujer.

MISOGINIA: Aversión a las mujeres o falta de confianza en ellas.

Al revisar la historia de la humanidad, nos encontramos con estas dos actitudes. Cuando indagamos en cualquiera de los siglos anteriores al presente, no encontramos un solo período en el que eventos discriminatorios no se hayan ejercido en contra de la mujer.

Resulta repugnante ver como en muchas culturas los monarcas o reyes, tenían varias esposas y concubinas a su disposición, con lo cual se puede ver la subvaloración que se le ha dado a la mujer, considerándola un objeto de reproducción o placer.  

En algunas culturas del continente africano, encontramos una práctica bastante denigrante contra la mujer. Nos referimos a las ablaciones, las cuales consisten extirpar el clítoris de las niñas, ya que consideran a la mujer una persona no digna de percibir algún tipo de placer.  

En la China del siglo X se acostumbraba poner vendajes en los pies de las niñas, con el objetivo de evitar el crecimiento normal de los pies, pues se consideraban bonitos los pies muy pequeños.  

En países como Birmania, Tailandia y África del Sur, se ha tenido la costumbre de alargar los cuellos de las mujeres, porque se piensa que es estético y de buen gusto. Y ni qué decir del modelaje en los países del primer mundo, en el cual las modelos son obligadas a ostentar unas figuras famélicas, que traen en muchos casos consecuencias como la bulimia.

Si observamos el plano laboral, es muy frecuente ver cómo, aunque la mujer desempeñe los mismos oficios del varón,  recibe menos salario que él, y si damos un vistazo al campo político, para nadie es un secreto que aun en el siglo XX, muchos países no permitían el voto para la mujer.

En el ámbito religioso vemos como el catolicismo y el protestantismo ven a la mujer como la culpable del pecado, por un errado enfoque doctrinal y a causa de esto la mujer es vista como alguien inferior y la culpable de las desgracias del planeta.  Ahora bien, si vemos credos como el Islam, el Judaísmo y el Hinduismo, allí son aún peores las cosas para la mujer. En estas religiones el marido o el padre tienen la potestad de golpearlas y aún si a bien tienen, hasta matarlas.

Los feminicidios son hoy titulares muy constantes en los medios de comunicación. La mujer es víctima de la violencia intrafamiliar.

Afortunadamente Cristo ya está en medio nuestro, es una mujer, la Esposa de Dios Melquisedec, su nombre es Lisbet. Ella está mostrando cómo Dios trata a su Esposa y la honra, haciendo acepto a todo el que se quiera acercar a él, solo a los que creen y honran a la Madre Espiritual Cristo Lisbet. Así es la confianza del Padre Melquisedec para con su Esposa Cristo Lisbet, que son Dos en Uno.

Queremos invitarle  a que lea la segunda parte de este artículo y se entere cuál es el pensamiento Divino respecto de la mujer.