Welcome! - Bem-vindo! - Benvenuti! -

Videos Destacados:

La familia, el objetivo central del Orden de MelquisedecLisbet

 

1 Corintios 11:3 Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.

La familia es la célula vital de la sociedad. El gran caos social que el mundo históricamente ha experimentado y continúa experimentando, radica en el deterioro sufrido en su unidad más básica, la familia.

Cuando damos un vistazo por la historia y nos preguntamos el por qué, las grandes y antiguas civilizaciones desaparecieron; la respuesta es muy sencilla: el concepto de familia estaba en discordancia con el orden perfecto.

Hemos oído decir que Dios es el creador de la familia, pues indaguemos en su palabra, qué nos deja ver el soberano Dios MelquisedecLisbet.

Génesis 1:26-27:

26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

En el verso 27, nos encontramos dos palabras dignas de toda consideración:

Imagen: reproducción de la figura de una cosa o persona captada por el ojo, por un espejo o por un aparato óptico, de fotografía, de cine o de otro tipo, gracias a la luz.

Semejanza: conjunto de características que hace que dos o más cosas o personas sean parecidas.

Cuando leemos en la descripción de ‘imagen’: ” persona captada  por un espejo”, podemos decir que la imagen reflejada en el espejo es exactamente igual a la que propone el reflejo, o sea es igual a la persona que se para frente al espejo. Así mismo, cuando leemos lo que significa ‘semejanza’, implica parecido a la matriz original, que en este caso es Dios, MelquisedecLisbet.

Ahora bien, sin perder de vista la idea anterior, en el verso 26, leemos:

“Hagamos al hombre”. Aquí podemos apreciar que esta es una decisión mancomunada o compartida de manera equilibrada. No vemos a Dios Padre compartiéndole una decisión individual a Dios Madre.  No olvidemos la expresión que encabeza el verso 26: “Entonces dijo Dios”. Esto es porque Dios es Dos (MelquisedecLisbet).

Es en estos detalles donde la humanidad ha errado, colocando a la mujer en un segundo plano o plano inferior al hombre, haciendo de ella un convidado de piedra en los asuntos y decisiones de la pareja.

Hoy el Cristo de Dios se ha manifestado, es una mujer, la Esposa de Dios Melquisedec, su nombre es Lisbet.

El mundo será sanado y salvado por la familia regida bajo el Orden de MelquisedecLisbet, en donde la mujer juega un papel preponderante y equilibrado, en donde el machismo en todas sus expresiones desaparece y para que la familia encuentre ese equilibrio perfecto y la sociedad se sane, gracias al Orden de MelquisedecCristoLisbet, donde el hombre y la mujer son UNO.

Proverbios 18:22:

El que halla esposa halla el bien, y alcanza la benevolencia de Dios.