Welcome! - Bem-vindo! - Benvenuti! -

Videos Destacados:

“Señor”, un término mal aplicado por la religión

De inicio veamos qué significa:

Señor: Persona que es la dueña de una cosa, o que tiene poder o dominio sobre ella.

Pensemos por un momento en el término, ‘Señor Jesucristo’, he aquí otro punto en el cual la desubicada religión ha cometido uno de sus muchos y frecuentes errores, debido a que han afirmado que la palabra Señor, determina el sexo de Cristo. Para comprender el significado de esta expresión, debemos remitirnos a:

Génesis 1:16-18 y 27-28:

e hizo también las estrellas. 17 Las puso Dios en el firmamento de los cielos para alumbrar sobre la tierra, 18 señorear en el día y en la noche y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno.

27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

Si observamos el verso 27, podremos apreciar que ‘Varón y Hembra’ son la expresión manifiesta de la imagen y semejanza de Dios. Por eso entendemos que Dios es Varón y es Hembra.

Ahora bien, si Dios manda a señorear a los seres que ha creado, los cuales son su imagen y semejanza. Esto implica entonces que la palabra Señor se aplica al Varón y a la Hembra. Además, podemos entender que dicho término, no determina el sexo del individuo, el cual puede ser Varón o Hembra. Para comprender más el asunto, veamos que significa la función de:

Señorear: Controlar o tener dominio sobre algo, especialmente sobre las propias pasiones.

Cristo hoy se ha manifestado, es una mujer, su nombre es Lisbet. La esposa del soberano Dios Melquisedec. De allí que encontremos términos en la Biblia como:

Apocalipsis 19:16

16 Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.

Señorear, en el contexto espiritual es ejercer dominio sobre las propuestas de la mente carnal y sus deseos engañosos. Si el concepto Señor, señalara el sexo, entonces las mujeres quedarían excluidas de esta función. Por eso dice la palabra:

Gálatas 3:28

28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

Ha sido Cristo Lisbet la primera en ejercer tal señorío sobre la mente carnal y esa victoriosa experiencia la ha transmitido a los creyentes, los cuales hoy somos Reyes y Señores sobres los deseos engañosos de la mente carnal. Por esa razón hoy podemos comprender:

Marcos 16: 17-18

17 Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;

18 tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.

El creyente hoy puede ejercer dominio y autoridad sobre todo lo que exprese la mente carnal. Las nuevas lenguas, simplemente son el vocabulario que aporta la Buena Noticia que trae Cristo Lisbet. Recordemos que el hombre habla lo que hay en su mente.

Visítenos y conozca mas de estas maravillosas verdades, explicadas por Cristo Lisbet en: www.cristoesunamujer.com  y www.reydesalem.com