Welcome! - Bem-vindo! - Benvenuti! -

Palabras inefables:

Ella es Cristo, por JoséCatherine

Ponte de pie y alaba a Dios, no los tomes livianamente, pues ellos pueden ver a los que no temen y andan en sus mentes frívolamente.

Dios es dos en uno, Esposo y Esposa. Él preparó el camino para su amada, la vara de hierro de luz.

Este es un tiempo para el orden, una oportunidad para ser más precisos, para vivir por su fe, para hacer recto lo incorrecto.

Mujeres ustedes son el cuerpo, no es de ustedes el decidir, si lo hacían antes entonces ese carácter de mandona deben crucificar.

Esposos, ustedes son la cabeza y nuestra Madre les enseñó a cómo discernir, si a eso no estás acostumbrado, entonces ahora es el momento de aprender.

Todas las enseñanzas vienen de Dios, el Rey Melquisedec, él le dio a ella el universo para mantener todas las cosas bajo control.                        

Estamos siendo preparados para gobernar todas las naciones, no podemos seguir viviendo como en la pasada dispensación.

No hay lugar para el estrés o cuerpos o mentes exhaustas, sólo hay columnas perfectas que soportan la prueba del tiempo.

Si algo trae caos, entonces no está en el decreto, recuerda que estamos en la tierra prometida de leche y miel.

Ese crimen atroz hace 2000 años no quitó nuestros pecados, y no fue un hombre al que mataron, fue María Magdalena.

Hoy, ella ha resucitado y la iglesia ha reformado, por creer en ella, hemos sido transformados.

¡Noticia para el mundo! la Segunda Venida será su más grande prueba. Deben recibirla, ella es ¡la Esposa de Dios Melquisedec!

No hay Madre más grande que la que nos da la vida eterna, su glorioso nombre es Lisbet y ¡sí!

Ella es Cristo.